top of page

Gestión de Vulnerabilidades: Un proceso vital para una estrategia de Ciberseguridad efectiva

Actualizado: 26 oct 2023



Las empresas dependen cada vez más de sus sistemas informáticos y tecnológicos, es por esto por lo que la infraestructura de TI es cada vez más compleja, pues estas deben estar preparadas para las innumerables amenazas que no dejan de evolucionar día a día, haciendo que la tarea se vuelva más difícil.


Dentro de los riesgos de seguridad que enfrenta una organización se encuentran las vulnerabilidades.


Una vulnerabilidad en ciberseguridad se refiere a cualquier debilidad dentro de los sistemas de información. Siendo los controles internos o los procesos del sistema de una organización que los ciberdelincuentes pueden explotar. A través de puntos de vulnerabilidad, los adversarios cibernéticos pueden obtener acceso a su sistema y recopilar datos. Con respecto a la postura de seguridad general de una organización, las vulnerabilidades de seguridad cibernética son extremadamente importantes de monitorear; ya que las brechas en una red pueden conducir a una violación a gran escala de un sistema.



Las vulnerabilidades se diferencian de las amenazas cibernéticas en que no se introducen en un sistema, están ahí desde el principio. En muy raras ocasiones, las vulnerabilidades cibernéticas se crean como resultado de las acciones realizadas por los ciberdelincuentes. Sin embargo, generalmente son causadas por fallas en el sistema operativo o configuraciones incorrectas de la red.



En otras palabras, es una debilidad o falla en el software, hardware o procesos organizacionales, que cuando se ve comprometida por una amenaza, puede resultar en una brecha de seguridad. Las vulnerabilidades de red no físicas generalmente involucran software o datos. Por ejemplo, un sistema operativo (SO) puede ser vulnerable a ataques de red si no está actualizado con los últimos parches de seguridad. Si no se repara, un virus podría infectar el sistema operativo, el host en el que se encuentra y, potencialmente, toda la red.



Tipos comunes de vulnerabilidades de ciberseguridad



1. Configuraciones incorrectas del sistema


Estas ocurren como resultado de que los activos de la red tengan configuraciones vulnerables o controles de seguridad dispares. Una táctica común que usan los ciberdelincuentes es sondear las redes en busca de configuraciones incorrectas del sistema y brechas que puedan aprovecharse. A medida que más organizaciones adoptan soluciones digitales, aumenta la probabilidad de errores de configuración de la red. Por lo que es importante trabajar con profesionales de seguridad experimentados al implementar nuevas tecnologías.


2. Software desactualizado o sin parches


Los ciberdelincuentes pueden explotar las vulnerabilidades sin parchear para llevar a cabo ataques y robar datos valiosos. De manera similar a las configuraciones incorrectas, los ciberdelincuentes sondearán las redes en busca de sistemas sin parches que puedan comprometer al sistema. Para limitar este riesgo, es importante establecer un cronograma de administración de parches. Con el fin de que todos los parches nuevos del sistema se implementen tan pronto como se publiquen.


3. Credenciales de autorización faltantes o débiles


Una táctica común que emplean los atacantes es entrar en una red adivinando las credenciales de los empleados. Es importante educar a los colaboradores sobre mejores prácticas de seguridad cibernética para que su información de inicio de sesión no se pueda explotar fácilmente para obtener acceso a una red.


4. Amenazas internas maliciosas


Ya sea por acción u omisión; los empleados que tienen acceso a sistemas críticos pueden compartir información que permite a los ciberdelincuentes violar una red. Las amenazas internas pueden ser difíciles de rastrear, ya que todas las acciones realizadas por los empleados parecerán legítimas y, por lo tanto, generarán pocas o ninguna señal de alarma. Para ayudar a combatir estas amenazas, considere invertir en soluciones de control de acceso a la red. Además, segmente su red según la antigüedad y la experiencia de los empleados.



5. Cifrado de datos faltante o deficiente


Las redes con cifrado faltante o deficiente permite a los atacantes interceptar la comunicación entre los sistemas, lo que lleva a una brecha. Cuando se interrumpe información deficiente o sin cifrar, los ciberdelincuentes pueden extraer información crítica e inyectar información falsa en un servidor. Esto puede socavar los esfuerzos de cumplimiento de la seguridad cibernética de una organización. Y dar lugar a multas sustanciales por parte de los organismos reguladores.


6. Vulnerabilidades de día cero


Las amenazas de día cero son vulnerabilidades de software específicas que el atacante conoce pero que aún no han sido identificadas por una organización. Esto significa que no hay una solución disponible ya que la vulnerabilidad aún no se ha informado al proveedor del sistema. Estos son extremadamente peligrosos ya que no hay forma de defenderse de ellos hasta después de que se haya llevado a cabo el ataque. Es importante permanecer diligente y monitorear continuamente sus sistemas en busca de vulnerabilidades. Esto para limitar la probabilidad de un ataque de día cero.



¿Qué es la gestión de vulnerabilidades IT?



La gestión de vulnerabilidades es un proceso continuo de IT que se encarga de identificar, evaluar, tratar e informar sobre las vulnerabilidades de seguridad en los sistemas y el software que se ejecuta en ellos. La gestión de vulnerabilidades, junto con otras tácticas de seguridad, es vital para que las empresas prioricen las posibles amenazas y minimicen su impacto. En este proceso no solo se evalúan los riesgos y amenazas de seguridad, sino que se categorizan los activos IT de la empresa y se clasifican las vulnerabilidades según su nivel de amenaza.


Las 4 principales funciones de la gestión de vulnerabilidades son:

  • Descubrimiento: detectar y corregir errores o problemas que puedan representar algún tipo de riesgo (seguridad, funcionalidad, desempeño, etc.).


  • Informe: usar el informe como guía para redefinir las configuraciones del programa, siempre que sea necesario, y asegurar su eficiencia.


  • Priorización: priorizar los problemas que se deben corregir, de acuerdo con el enfoque, el presupuesto, los procesos, etc. Y, de esta forma, implantar mecanismos de seguridad y realizar sus actualizaciones.


  • Respuesta: corregir (eliminar el riesgo) y mitigar (atenuar las probabilidades de que el riesgo vuelva a suceder) los problemas



¿Por qué es necesaria la gestión de vulnerabilidades?



Es un proceso muy importante que deben implementar las empresas para reducir los riesgos y amenazas sobre sus sistemas. Las principales ventajas que obtiene una empresa reduciendo las vulnerabilidades son:


  • Es un proceso continuo que protege toda la superficie de ataque de una empresa.


  • Ofrecen una imagen global y real de los puntos débiles de la infraestructura IT que pueden ser utilizados por terceros con intenciones maliciosas.


  • Las herramientas para gestionar vulnerabilidades trabajan en la nube de forma mayoritaria, siendo sencillas de implementar y ofreciendo un buen nivel de escalabilidad (ampliables en caso de necesidad


  • Este tipo de soluciones tienen un coste inicial de implementación reducido y los gastos que generan son bajos.



¿Cuáles son los beneficios de la gestión de vulnerabilidades?



Un estudio de un Instituto IBM encontró que cuanto antes una empresa implemente medidas de prueba, análisis de vulnerabilidad y buenas prácticas de seguridad en el proceso de desarrollo, más barato será el proyecto.

Si esta vista ya se implementa en la fase de diseño, con el análisis de vulnerabilidades, por ejemplo, los ahorros son hasta 6 veces mayores que hacerlo solo en un paso más adelante, como en la implementación.


Mayor seguridad


Con una adecuada implementación, el riesgo de sufrir de errores se mitiga virtualmente. Esto refuerza las pautas de seguridad de su organización, protegiendo su proceso de desarrollo de extremo a extremo.


Reducción de costes innecesarios


La cultura de seguridad que promueve la gestión de vulnerabilidades también tiene impactos directos en los gastos de reelaboración, lo que da una ligereza al bolsillo de la empresa.


Aumento de la eficiencia productiva


Su equipo de desarrollo y operaciones tiene herramientas y condiciones para realizar mejores entregas. Es decir, mitigar los errores que anteriormente se presentaban incluso después de la finalización de una aplicación, y que eran infracciones significativas para la seguridad de la información del usuario.

Una buena estrategia de gestión de vulnerabilidades aumenta la competitividad una empresa


¿Le gustaría saber cómo tener una estrategia efectiva de gestión de vulnerabilidades en su empresa?


Lo invitamos a registrarse en nuestro Webinar gratuito ““Next Generation Vulnerability Management Trends” en donde expertos de Digiware y Qualys nos hablaran de estrategias de priorización y respuesta más rápida ante las amenazas críticas.




54 visualizaciones0 comentarios

Σχόλια


bottom of page